Leucemia una enfermedad crónica en gatitos

La leucemia felina es una enfermedad crónica provocada por un retrovirus. El efecto más común de la infección es el debilitamiento del sistema inmune del gatito (inmunosupresión). El virus de la leucemia felina infecta células del sistema inmunitario, destruyéndolas o dañándolas. Esto deja al animalito expuesto a una amplia variedad de enfermedades e infecciones secundarias.

 

 

Transmisión

El FeLV (leucemia felina) se transmite entre los michis infectados, fundamentalmente, a través de la    saliva o las secreciones nasales.

El virus se disemina por hábitos donde hay intercambio de saliva entre los gatitos, como el acicalamiento o compartir el comedero y el bebedero.

La infección por FeLV puede estar causada por mordeduras o por contacto con orina y heces que contengan el virus.

También es posible que el virus pase de la madre a los cachorros durante la gestación o a través de la leche materna infectada.

 

 

Síntomas

Los signos clínicos son muy diversos incluyendo fiebre, letargia, pérdida de apetito y de peso.

También son comunes los signos respiratorios, de piel e intestinales. Los gatos pueden sufrir varias enfermedades al mismo tiempo.

En un 25% de los gatos infectados se produce anemia. En el 15% de los gatos infectados se produce cáncer. El más común es el linfoma, un cáncer de los linfocitos.

Si tu gatito tiene síntomas y el análisis sale positivo, significa que tiene la enfermedad.

Si está aparentemente sano, pero en un análisis de rutina su MVZ detecta que es positivo, se debe repetir el test a las 3-6 semanas. Si sigue siendo positivo sin síntomas, significa que es un portador crónico. Puede tardar un tiempo muy variable en desarrollar la enfermedad, a veces hasta 3 años, durante esta fase también puede contagiar a otros gatitos.

 

Prevención

La forma más eficaz para prevenir la infección es evitar la exposición. Lo ideal sería que los gatos pudieran mantenerse en el interior del hogar y lejos de gatos que puedan estar infectados. A los gatos a los que se les permite estar al aire libre, deben ser analizados anualmente y los nuevos miembros deben ser analizados antes de entrar en la casa.

 

 

Tratamiento

Existe una vacuna contra el virus de la leucemia felina. Debido a que los gatos pequeños son muy susceptibles a la infección se recomienda que sean vacunados contra el virus.

Los felinos adultos deben vacunarse, pero depende de su riesgo de exposición al virus. Los dueños deben consultar su MVZ para discutir si la vacunación es apropiada para su mascota.

 

Recuerda estar alerta por si notas uno de estos síntomas en tus gatitos, si no tenías idea de esta información te invitamos a acercarte a Petinn para que se te pueda dar más información y evaluar la salud de tu michi. El bienestar de ellos también es importante y nuestros doctores te brindaran servicios de alto nivel.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?